El regalo más grande del mundo, sólo por un día

Calatañazor, un pequeño pueblo de Soria, ha sido el escenario de la campaña de Navidad de Decathlon. Un vecino, cansado del abandono joven y de actividad del pueblo decidió escribir a la marca de deporte para que organizaran algo en el pueblo y le dieran vida. Decathlon y la agencia Zoom se encargaron de juntar a un grupo majo de gente y organizar un día de deporte en este pueblo, para hacer ver que el deporte llega a todas partes, ¡incluso a Soria!

Bajo el hashtag #ElRegaloMasGrandeDelMundo, Catalañazor y sus vecinos pudieron disfrutar del ambiente, practicar nuevos deportes y estar en plena naturaleza.

En el microsite que han creado podéis encontrar sugerencias para estas fiestas si no os decidís por un producto en concreto. En definitiva nos proponen pedir un deseo deportivo para el nuevo año que empieza.

¿Se le habrá planteado a la marca hacer una especie de tour por todos los pueblos «abandonados» de España? Sería una buena forma de posicionar su marca, sus productos y reafirmar que sí apuestan por un deporte en el que lo importante no es el precio, sino la sintonía de ofrecer todo tipo de actividades.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.