Adaptarse a lo digital. Campañas de QR creativos

Las marcas tienen que saber cómo adaptarse a lo digital y cómo vencer aquellos baches que se encuentran por el camino. Hoy os traigo tres ejemplos de cómo se ha usado algo tan simple como el código QR para incrementar las ventas en tres casos distintos.

  • Emart Sunny Sale Campaign

    En el supermercado Emart en Seúl detectaron que en la franja de 12 a 13 horas las ventas decayeron. Para solucionarlo, instalaron un QR en 3D que con la sombra que proyectaba el sol en esa franja se podía escanear el código y obtener cupones descuento.

Codigo QR en 3D

El resultado: 12000 cupones descargados y un 56% de aumento en los clientes. Todo ello traducido en un 25% más de venta.

  • Homeplus Subway de Tesco

Tesco es el supermercado nº 2 en Corea por debajo de Emart. Para llegar a ser nº 1, desarrollaron una tecnología capas de llegar al cliente sin necesidad de esperarse a que el consumidor acudiera a ellos. ¿Cómo lo consiguieron?

Forraron algunas estaciones de metro con la estética del supermercado y con la implementación del código QR se podía hacer la compra a sólo un click. En el mismo día lo recibían en casa.

tesco-homeplus

Resultado: las ventas online se incrementaron en un 130%. Llegó a convertirse en nº 1 de ventas online y quedarse muy cerca del nº 1 en ventas offline.

  • Back to vinil 

El último caso está relacionado con la industria de la música. Ellos se valen de muestras físicas para enviar las maquetas que muchas veces terminan en la basura. Pero en la innovación está la atención. Por ello mezclaron tecnología con packaging.

Back to vinil

Crearon un vinilo de carton que iba a en un sobre-caja convertido en reproductor. Se colocaba el móvil escaneando el código QR para escuchar las canciones y poder elegir la pista deseada.

Ya sabéis, renovarse o morir. ¿Queréis compartir alguna campaña original que recordéis? Ánimo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.